El Atentado

El Atentado

– “Los mexicanos están contentos con comer desordenadamente antojitos, levantarse tarde, ser empleados públicos con padrinos de influencia, asistir a su trabajo sin puntualidad, enfermarse con frecuencia y obtener licencias con goce de sueldo; divertirse sin cesar, casarse muy jóvenes y tener hijos a pasto; gastar más de lo que ganan y endrogarse para hacer fiestas”.

Porfirio Díaz

Película de 2010, dirigida por Jorge Fons, con un guion escrito por Fernando León Rodríguez, con las colaboraciones del mismo Fons y Vicente Leñero, basado en la novela de Álvaro Uribe: El Expediente del Atentado (2008). Reparto: Daniel Giménez Cacho (Federico Gamboa, el escritor, autor de Santa), José María Yazpik (Arnulfo Arroyo), Julio Bracho (El jefe de la policía), Irene Azuela ( luchadora social y feminista Cordelia Godoy, futura esposa del jefe de la policía, amante también del escritor Federico Gambo y del propio Arnulfo Arroyo), Arturo Beristaín (Porfirio Díaz), Dolores Heredia y María Rojo.

La cinta narra la historia del atentado, en 1897, dirigido en contra del presidente Porfirio Díaz, por parte de un alcoholizado pasante de derecho y anarquista Arnulfo Arroyo. El atentado tiene lugar durante los festejos del centenario del inicio de la Independencia de México. Arroyo es detenido inmediatamente, encerrado y horas más tarde resulta muerto por una «muchedumbre».

La película fue estrenada en 2010, como parte de la conmemoración del inicio de la Revolución Mexicana y obtuvo 5 nominaciones a los premios Ariel, llevándose sólo el de Mejor Vestuario.

El poder no es un medio, Wiston. No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura. […] El objetivo del poder es el poder.

George Orwell(1903-1950) Escritor británico.

La historia de un atentado y del primer linchamiento en México

El 16 de septiembre de 1897 durante las celebraciones de la Independencia en el Zócalo de la Ciudad de México, el presidente Porfirio Díaz sufre un atentado por parte de un pasante de derecho de filiación anarquista, de nombre Arnulfo Arroyo. Díaz desfilaba por la Alameda junto a su ministro de Comunicaciones, el general Francisco Z. Mena y el de Guerra, general Felipe Berriozábal cuando sucede el atentado.

Arroyo, en el momento del ataque, estaba alcoholizado y además por su estado había olvidado llevar un arma, por lo que, lo único que hizo fue dar un golpe al general, siendo atrapado en seguida, encarcelado y asesinado al día siguiente por una “muchedumbre” en lo que ha pasado a la historia como “el primer linchamiento público en México”.

De acuerdo con el periódico El Imparcial (publicación subsidiada por el gobierno), Arroyo muere a manos de un grupo de ciudadanos furiosos que irrumpe en la comisaría en la madrugada del 17 de septiembre, con la idea de hacer justicia. La policía había hecho una redada de 21 sospechosos a quienes enviaron a la cárcel de Belén. Sin embargo, la noticia de un linchamiento, fue puesta en duda ante las contradicciones en el informe oficial, la improbabilidad de que un grupo de personas hubieran podido entrar en la comisaría y el escándalo que empezaba a crecer ante las detenciones arbitrarias. Aunque el Imparcial trató de minimizar el escándalo público, este fue creciendo a tal grado que el Congreso realizó una acción sin precedentes: convocó al ministro del Interior, Manuel González Cosío, para rendir cuentas formalmente. El 21 de ese mes Eduardo Velázquez, jefe de la policía y miembro del Congreso, fue despojado de su fuero constitucional y le fue pedida su renuncia. Él y otros 12 hombres, entre ellos, otros dos altos mandos de la policía capitalina, Miguel Cabrera y Antonio Villavicencio, fueron conducidos a la cárcel de Belén, donde confesaron que ellos habían sido los asesinos de Arroyo disimulando el declarado linchamiento.

Sin embargo, para el 24 de septiembre, Eduardo Velázquez se “suicida”, con una pistola que llevaba “escondida”. Después de esto, 11 agentes de la policía fueron juzgados y declarados culpables 10 de ellos, incluyendo a Villavicencio y Cabrera y fueron condenados a muerte, aunque con el tiempo sus sentencias fueron conmutadas. Los culpables, terminaron pagando sólo 6 años de prisión, después de los cuales Villavicencio y Cabrera volvieron a tener puestos destacados dentro de la policía.

El Asunto Arroyo como se dio en llamarlo, tuvo un efecto de mucha trascendencia tanto en lo político como en lo social e informativo. De acuerdo con el cronista Jesús Rábago, los escandalosos medios de comunicación, de entonces, alimentaron la fascinación morbosa del público hasta el punto de enfermar a la sociedad entera. Rábago reunió un buen número de detalles del Asunto Arroyo en el libro que escribió tan sólo cuatro meses después de los hechos: Historia del gran crimen (1897).

El Asunto Arroyo, generó también el inicio de un nuevo periodismo, el amarillista muy al estilo norteamericano. El Imparcial fue una muestra de esto, en cuanto a su formato (más ágil y con ilustraciones), su contenido (las noticias eran escritas por reporteros y no por poetas ni hombres de Estado), su énfasis en noticias sensacionalistas y sus páginas de crimen y, sobre todo, su tecnología de imprenta (la prensa rotativa) que permitía una tirada más amplia que la de sus competidores.

A partir de los diarios del diplomático y escritor Federico Gamboa, el escritor Álvaro Uribe crea su novela: El Expediente del Atentado (2008), pieza en la cual se basa la película de Jorge Fons de 2010: El Atentado.

En 2015, surge una nueva publicación sobre el tema, que presenta los hechos de una forma muy detallada en cuanto lo que significó la acción de Arnulfo Arroyo: El primer linchamiento de México del escritor y antropólogo social Claudio Lomnitz (2015).

Referencias:

http://www.elespectadorimaginario.com/pages/octubre-2010/criticas/el-atentado.php

https://www.nexos.com.mx/?p=23484

http://www.elem.mx/obra/datos/5864

https://www.jstor.org/stable/j.ctt1dt00t5

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: