EL MAULLIDO DEL GATO

EL MAULLIDO DEL GATO

«Si no pasa nada tendremos que hacer algo para remediarlo: Inventar la Realidad»

William Randolph Hearts

Filme de 2002 dirigido por Peter Bogdanovich, con un guion de Steven Peros (basado en su obra de teatro del mismo nombre) y protagonizado por Kirsten Dunst, Eddie Izzard, Edward Herrmann, Cary Elwes, Joanna Lumley y Jennifer Tilly.

En 1924 durante un viaje y festejo por el cumpleaños del productor de cine Thomas Harper Ince, el magnate de los medios periodísticos William Randolph Hearst asesina a Ince, en su afán por matar a Charles Chaplin de quien pensaba que tenía un amorío con su amante la actriz Marion Davies. El suceso tiene lugar en el yate Oneida propiedad de Hearst y aunque otra de las invitadas era la famosa columnista de chismes Louella Parson, el suceso nunca fue conocido en todos sus detalles, ni confirmado por ninguno de los testigos del hecho, por lo que el film es una recreación libre del suceso.

Aunque la anécdota puede ser muy interesante por la parte misteriosa que tiene, queda sólo en una leyenda dentro del medio artístico de Hollywood y la cinta de Bogdanovich pasa sin pena ni gloria.

¿QUÉ SUCEDIÓ REALMENTE EN EL YATE ONEIDA?

Como todo suceso sin resolver, existen versiones diferentes. El hecho es que el 15 de noviembre de 1924, se organiza una fiesta de cumpleaños del productor de cine Thomas Harper Ince. La fiesta es organizada por el magnate de los medios de comunicación William Randolph Hearst y su amante, la actriz Marion Davies, en su lujoso yate Oneida, anclado en las playas de California, el cual zarpa de San Pedro. Además del festejado, habían sido invitados personalidades como el actor Charles Chaplin, la columnista de chismes Louella Parson, la escritora Eleonor Glyn, así como varias actrices, bailarinas de coro y periodistas menos notables, siendo un total de 14 invitados. Entre los invitados también se encontraba el doctor Daniel Carson Goodman. Aunque el festejado era el productor que cumpliría 42 años, este pudo integrarse a la fiesta un día después, el 16, embarcándose en San Diego. Dentro de la versión oficial se manejó que Ince, durante la noche del día que abordó, empezó a sentirse indispuesto y al no mejorar su estado, el doctor Carson decidió que fuera trasladado a San Diego para que viajara en tren a Los Ángeles. Sin embargo, a medio viaje, el doctor Carson pidió bajar a Ince ya que empeoraba a cada momento. En la ciudad Del Mar fue atendido y pareció que mejoraba por lo que de ahí fue trasladado a su casa en Hollywood donde no pudo recuperarse y falleció el 19 de noviembre y de acuerdo a su certificado de defunción, de un ataque al corazón. Al día siguiente fue incinerado sin haberse realizado una autopsia.

Por otro lado, una versión que empezó a divulgarse en otros medios que no eran controlados por Hearst, como Los Angeles Times, que era que el magnate había descubierto una infidelidad por parte de su amante la acgtriz Marion Davies y Charles Chaplin. Durante el viaje, que estuvo aderezado de consumo de alcohol y diversas drogas, Hearst sostiene una fuerte discusión con Chaplin y, utilizando un arma que portaba, dispara en contra de éste, sin embargo, sin saber exactamente cómo, Ince es quien resulta herido y muere al poco tiempo.

Con la obvia carga de poder de Hearst, se extiende rápidamente un certificado de defunción que indicaba un infarto y además se establece que el cuerpo sería cremado y los médicos aleccionados por Hearst se negaron a hacer público el resultado de la autopsia.

Además, los invitados al festejo decidieron crear un pacto de silencio con Hearst, unos por lealtad y otros por obtener algo a cambio, como por ejemplo Louella Parson, quien obtuvo empleo vitalicio en la cadena de diarios de Hearst.

Además, se decía que la esposa de Ince, Elinor Kershaw, recibió un fondo económico considerable y decidió vivir en Europa y que había negado la autorización para que se le practicara a su esposo la autopsia correspondiente y ordenó que fuera incinerado sin mayor demora.

Parson se encargó de publicar la historia, sin ser completamente real en sus detalles, por lo que este suceso sigue siendo hoy en día uno de los más grandes misterios del Hollywood de los años 20.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: