CIUDADANO KANE

CIUDADANO KANE

De William Randolph Hearst, Orson Wells y Mankiewicz

Durante las décadas 30 y 40 del siglo XX, el nombre de William Randolph Hearst significaba poder, sensacionalismo y corrupción dentro de los medios escritos en los Estados Unidos.

William Randolph Hearst nace en 1863 en San Francisco, California, dentro de una familia adinerada por lo que su educación siempre se desarrolló en escuelas privadas. Estudió en la Universidad de Harvard, donde se inició en el periodismo al ser editor del periódico escolar: Harvard Lampoon, inspirándose en el periódico New York World, donde se desempeñaba como editor el reconocido periodista Joseph Pulitzer.

Su padre había comprado un periódico que fracasaría en poco tiempo el San Francisco Examiner, pero en 1887, Hearst tuvo la oportunidad de dirigirlo con medidas como una gran inversión en papel, mejorar el equipo de trabajo y contratar a grandes talentos de la literatura, como Mark Twain, Ambrose Bierce y Jack London, entre otros. Siendo también editor, desarrolló una forma de periodismo que más tarde fue conocida como “periodismo amarillo (amarillista)”. En pocos años, la circulación del diario aumentó de forma considerable.

Ante el éxito del Examiner, Hearst, quien después de ser su ídolo, ahora Pulitzer se había convertido en su rival, por lo que en cuanto tuvo la oportunidad compró en 1895 el New York Morning Journal, que había sido de Pulitzer y un año después ya contaba con otro periódico, el Evening Journal. Para 1897, los dos periódicos de Hearst superaban en circulación a Pulitzer.

No conforme con su papel de figura del periodismo, ya que no sólo tenía una importante presencia en el periodismo en Nueva York, también había establecido periódicos en ciudades como Chicago, Boston y Los Ángeles, Hearst decidió dedicarse a la política. En 1902 y 1904 ganó las elecciones para la Cámara de Representantes, lo que lo animó a lanzarse primero como candidato a alcalde de Nueva York y más tarde para gobernador de este estado. Sin, embargo, en ninguna de estas dos candidaturas tuvo éxito, lo que lo obligó a olvidarse de la política.

A pesar de llevar 15 años de casado con Millicent Wilson, Hearst inició a sus 55 años, una relación con la actriz Marion Davies de 21. Para vivir con esta actriz, Hearst mandó construir una impresionante mansión conocida como Castillo Hearst (en la película Ciudadano Kane, la mansión era conocida como Xanadú) en San Simeon, California. La mansión que fue diseñada por Julia Morgan, primera arquitecta en California y cuya construcción inició en 1919 y concluyó en 1947, contaba con una extensión de 51 hectáreas de jardines, terrazas, fuentes y piscinas y 165 habitaciones, además de tener la que era considerada la más importante colección de arte, propiedad de Hearst. La relación de Davies y Hearst duró más de treinta años, hasta la muerte del magnate en 1951. El Castillo fue heredado por Marion Davies quien lo vendió, por un dólar, ese mismo año a la Hearst Corporation, la cual a su vez la donó al estado de California y posteriormente se catalogó como edificio histórico nacional que actualmente puede ser visitado por los turistas.

En la década de los 20’s, el poder y riqueza de William Randolph Hearst eran muy importantes y reconocidos, ya que incluían 20 diarios, 11 periódicos dominicales en 13 ciudades, controlaba el sindicato King Features y el International News Service, además poseía seis revistas, entre ellas, Cosmopolitan, Good Housekeeping y Harper´s Bazaar y en el mundo del cine incursionó con un noticiero y una compañía productora. Lo que sirvió a Orson Wells y Herman Mankewicz como premisa para un guión que llevarían a la pantalla en 1941 como Ciudadano Kane. Hearst utilizó toda su influencia mediática para evitar primero la filmación y después el estreno de la película. Afortunadamente la película se realizó y aunque se retrasó su estreno, éste se llevó a cabo y obtuvo el reconocimiento que hasta nuestros días se le ha dado, como una de las mejores cintas de la historia del cine estadounidense.

En los últimos 10 años de su vida, la influencia y el poder de Hearst tenía un declive importante, incluso su riqueza había sufrido una terrible disminución al grado de que su pareja, Marion Davies, vendió sus mejores joyas para ayudarlo a solventar sus principales deudas. El 14 de agosto de 1951 murió el magnate William Randolph Hearst a la edad de 88 años junto a Davies.

CIUDADANO KANE

Hermann Mankewicz y Orson Wells tomaron aspectos de la vida del famoso magnate William Randolph Hearst para crear el guion de la película Ciudadano Kane.

El protagonista de esta historia, Charles Foster Kane, es un importante magnate dueño de una cadena de periódicos, emisoras, sindicatos y una impresionante colección de obras de arte, sobre todo grandes esculturas que coloca en una increíble mansión que llamó Xanadú. Es en esta mansión donde se plantea, al inicio del film, la muerte del magnate Kane cuya última palabra es “Rosebud”, término desconocido para todos. Por lo que un grupo de periodistas deciden entrevistar a todas las personas allegadas a Kane en un intento por llegar a resolver el misterio de esta palabra, sin embargo, será sólo el espectador quien al final conocerá su significado. Además, la cinta muestra el ascenso y la decadencia de este hombre que llegó a gozar de una gran riqueza y poder, incursionando incluso en la política, pero que al final de su vida termina completamente solo, abandonado por su esposa y amigos a quienes él fue alejando con su comportamiento extravagante.

La película es dirigida y actuada por Orson Wells, quien sólo a la edad de 25 años ya era considerado un gran talento dentro de la industria cinematográfica. El guion fue escrito por el mismo Wells y Herman Mankiewicz (aunque es hasta nuestros días un tema de polémica, sobre la verdadera autoría de la historia) ganando conjuntamente el Oscar al Mejor Guion en 1942.

Entre los actores que trabajan en esta cinta, se encuentran, además de Orson Wells en el papel protagónico, Dorothy Comingore (interpretando a Susan Alexander, papel que sugería la figura de Marion Davis), Joseph Cotten, Everett Sloane, y George Coulouris, entre otros.

MANK

En 2020 se estrena la película Mank, dirigida por David Fincher con un guion del periodista y guionista Jack Fincher, su padre. La historia de la cinta se centra en el proceso de escritura del guion que diera vida a la película Ciudadano Kane, por parte de Herman Mankiewicz. Orson Wells, hace los arreglos pertinentes para trasladarlo a una casa en el desierto de Mojave, donde pasa su convalecencia después de un accidente automovilístico debido a sus problemas de alcohol. Sin embargo, es obligado a terminar el guion de la próxima película que Wells quería realizar, teniendo un plazo primero de 90 días, reducido después a 60 y vigilado por un asistente de Wells que se presentaba de vez en cuando, Mankiewicz estaba acompañado de una secretaria británica y una fisioterapeuta alemana quienes tenían la consigna de negarle cualquier tipo de alcohol.

Para el guion, Mankiewicz toma como protagonista al importante y poderoso hombre de los medios William Randolph Hearst y su relación con su amante la famosa actriz de entonces Marion Davies. Mankiewicz recibe grandes presiones para que no se haga esta cinta, por parte de Hearst, Davis, Louis B. Meyer y el mismo hermano de Herman, Joseph Mankiewicz figura también importante en la industria del cine. Por otro lado, también Orson Wells lo presiona, pero Wells por el contrario le exige terminar el guion en el plazo convenido. Inicialmente, el acuerdo era, que el crédito sería para Orson Wells, pero al terminar el guion, Mank, lo piensa mejor y le anuncia su decisión de mantener su crédito, lo que enfurece a Wells, pero termina por aceptar y cuando la película obtiene el Oscar al Mejor Guion (1942), los dos manifiestan por separado, su malestar por este asunto.

La cinta cuenta con las participaciones principales de Gary Oldman como Herman Mankiewicz, Tom Burke en el papel de Orson Wells, Charles Dance es William Randolph Hearst y Amanda Seyfried interpreta a Marion Davies. Uno de los ejes del film, el Star System (sistema de estrellas), de los años 30’s y 40’s del cine en Hollywood y su realización en un blanco y negro que junto con su estilo de narración, que nos remite al Ciudadano Kane de 1941, le brinda a la película notables puntos para ser tomada en cuenta para ser nominada en los próximos premios Oscar de 2021.

RKO 281: La Batalla por el Ciudadano Kane

Como dato curioso podemos mencionar otra película llamada RKO 281 (1999), en la que al igual que en Mank, habla del proceso y dificultades en la escritura del guion de Ciudadano Kane, sólo que en esta versión, al contrario de Mank, la historia se centra en Orson Wells y Mankiewicz sólo es como un complemento, ya que la idea de partida es una cena en la mansión de Randolph Hearst durante la cual Wells sostiene una discusión con el magnate, lo que sirve de inspiración para la historia. Esta película fue dirigida por Benjamin Ross, con un guión de John Logan, Richard Ben Cramer y Thomas Lennon, basado en el documental The battle over Citizen Kane (La batalla por el Ciudadano Kane), dirigido, producido y escrito por el mismo Lennon y Richard Ben Cramer.

Dentro del elenco que participa en esta historia se encuentran Liev Schreiber como Orson Wells, John Malcovich en el papel de Herman Mankiewicz y Melanie Griffith interpretando a Marion Davies principalmente, además de James Cromwell, Brenda Blethyn, Roy Scheider y Liam Cunningham, entre otros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: