Talentos ocultos

Talentos ocultos

Hidden Figures o Talentos Ocultos, como se le llamó en hispanoamérica se estrenó en 2016, dirigida por Theodore Melfi y con un guión del mismo Melfi y Allison Schroeder, basado en el libro escrito por Margot Lee Shetterly, Hidden Figures: The Story of the African-American Women Who Helped Win the Space Race (2016) y protagonizada por Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Janelle Monae, Kevin Costner, Kirsten Dunst y Jim Parsons.

El film se centra en la historia de tres mujeres afroamericanas ubicada en uno de los periodos más racistas de Estados Unidos. Esta historia hace un relato de la cotidianeidad que vivían los negros en esa época de racismo y discriminación, donde Katherine Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monae), se logran imponer con su genialidad profesional. Ellas eran matemáticas y “computadoras humanas”, antes de que se inventaran las computadoras, todo el trabajo de hacer cálculos matemáticos era desarrollado por humanos, con lápiz y papel, a finales del siglo 19, ese trabajo era mayormente desarrollado por mujeres. Johnson, Vaughan y Jackson trabajaron para la NASA en los 60´s y contribuyen destacadamente en proyectos, como el de 1961, que llevó a John Glenn a ser el primer astronauta estadounidense en hacer una órbita completa a la Tierra.

Katherine, Dorothy y Mary Jackson, trabajaban en el área de computadoras de color, lo que las lleva a enfrentar una serie de medidas y acciones injustas por parte de la NASA, sólo por su sexo y color. Se les prohíbe la entrada a las reuniones de trabajo, a firmar su trabajo, el cual era asumido por sus compañeros blancos y además eran obligadas a utilizar baños separados, que incluso las llevaba a ir de un edificio a otro.

La película cuenta con grandes actuaciones incluyendo a Kevin Costner, Jim Parsons, Mahershala Ali, entre otros. y recibió 3 nominaciones al Oscar por Mejor Película, Mejor Actriz de Reparto (Octavia Spencer) y Mejor Guión Adaptado.

Por su parte, la autora del libro Hidden Figures: The Story of the African-American Women Who Helped Win the Space Race (2016), Margot Lee Shetterly, tiene su propia historia de superación. Nació en Hampton, Virginia en 1969, su padre trabajó como investigador en el Centro de Investigación de la NASA-Langley y su madre era profesora de inglés en la Universidad de Hampton. Margot estudió y se graduó de la Universidad de Virginia. Al graduarse se trasladó a Nueva York y se desempeñó varios años en actividades de banca de inversión. Después se interesó por la industria de los medios de comunicación y laboró en diversas empresas, incluyendo HBO. En 2005, junto con su marido Aran Shetterly se trasladó a México donde fundaron una revista en inglés llamada Inside Mexico, que se publicó hasta 2009. De 2010 a 2013 marido y mujer trabajaron como consultores editoriales y de marketing de contenido para la industria turística mexicana.

Margot inició la investigación y la redacción de Hidden Figures en 2010. Para 2014 vendió los derechos a la Editorial William Morrow & Company, cuando aún no la terminaba. Fundó en 2013 «The Human Computer Project», organización que se dedica a archivar el trabajo de todas las mujeres que trabajaron como informáticas y matemáticas desde los primeros días del Comité Asesor Nacional de Aeronáutica (NACA) y el organismo que lo sustituyó más tarde, la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA).

Las mujeres afroamericanas que inspiraron esta gran historia, tienen cada una vida destacada e importante

Katherine Coleman Johnson, nació en 1918 en Greenbrier, Virginia Occidental, debido a su gran disposición para aprender, adelantó varios grados en la escuela, a los 10 años ya estaba en el primer año de secundaria, hecho que no era nada común, ya que las personas de color llegaban hasta el octavo grado. A los 18 años ingresó a la universidad en el plan de estudios de matemáticas donde se graduó con honores en 1937 e inició su vida laboral como maestra en una escuela pública para afroamericanos en Virginia. Dos años más tarde se inscribió en el programa de matemáticas de posgrado en la Universidad de Virginia Occidental, pero lo dejó para iniciar una familia y decidió volver a enseñar al crecer sus tres hijas. En 1953, Johnson entró a trabajar en el Comité Asesor Nacional para la Aeronáutica (NACA), agencia anterior a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), en el área en la que al personal se le denominaba “computadoras humanas” para realizar precisamente cálculos y mediciones. Después de dos semanas de trabajo en el grupo de computadoras, Johnson se unió a los ingenieros que formaban parte del llamado Grupo de Trabajo Espacial.

Johnson recordaba: “Escribimos nuestro propio libro de texto porque no había textos sobre el espacio. Iniciamos a partir de lo que sabíamos. Tuvimos que volver a la geometría y resolver los aspectos nuevos. Considerando que estuve desde el principio, fui una de esas personas afortunadas”.

En 1962, cuando la NACA, había pasado a ser NASA, Johnson tomó parte en los cálculos necesarios para que el astronauta John Glenn fuera el primer estadounidense en orbitar la Tierra. También participó en los proyectos del Apolo 11, el alunizaje en 1969 y en 1970 en la misión del Apolo 13, en el programa de la lanzadera espacial (Space Shuttle), el satélite de recursos de la Tierra (Earth Resource Satellite) y los inicios de una misión de exploración a Marte.

Johnson, se jubiló después de 33 años en la NASA, en 1986, dedicándose a enseñar a niños y jóvenes sobre las oportunidades que se pueden obtener a través de las matemáticas y la ciencia. Recibió diversos premios y homenajes: desde 1967 en que recibió el Premio al Equipo de Operaciones del Orbitador Lunar de la NASA, hasta la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor civil de Estados Unidos, otorgado por el presidente Barak Obama en 2015. Recibiendo el honor también de que la NASA nombrara dos instalaciones con su nombre, en 2017 fue el Centro de Investigación Computacional Katherine Johnson y en 2019 la instalación de Verificación y Validación Independiente Katherine Johnson en Fairmont, Virginia Occidental.

La trayectoria de Johnson ha significado un grado de orgullo para las mujeres, especialmente negras, que trabajan actualmente en la NASA, ya que manifiestan: “ella allanó el camino para las mujeres. No podríamos trabajar aquí si eso no hubiera ocurrido”.

El legado de Katherine Johnson puede definirse en las siguientes lecciones:

Disfruta el aprender

Sigue tu pasión

Acepta la ayuda que te den y ayuda a otros cuando puedas

Sigue nuevas pistas y no te rindas

Sigue intentándolo

Ve más allá de la tarea en cuestión

Haz preguntas; sé curioso

Hazte escuchar; haz lo que amas y ama lo que haces, eres tan bueno como cualquier otro, pero no mejor

Katherine Johnson, finalmente muere en Virginia en 2020 a la edad de 101 años.

Por su parte, Dorothy Vaughan nació en 1910 en Kansas City Missouri. En 1929 se graduó como matemática en Willberforce University, Ohio. En 1943 ingresó al NACA, desafiando lo que en ésa época significaba ser mujer y de color. Dorothy decía: “cambié lo que pude y lo que no pude, lo aguanté”. En el momento en que la NASA introdujo los ordenadores de IBM, ella buscó la forma de que las trabajadoras no fueran reemplazadas, por lo que aprendió a programar los ordenadores leyendo los manuales de IBM, ya que entendió que un ordenador no se podía auto programar, alguien lo tenía que hacer. Debido a la calidad en su trabajo, en 1949, logró ser la manager de su proyecto, convirtiéndose de esta manera en la primera manager afroamericana de la NASA. Colaboró en los proyectos junto a Katherine Johnson, convirtiéndose también en las primeras mujeres de color con un alto desempeño. Dorothy, se retira de la NASA después de 28 años de servicio y murió en 2008 a los 98 años de edad.

Mary Jackson, por otro lado, nació en 1921 en Hampton, Virginia. Destacó desde muy pequeña, como una buena estudiante. Tras un destacado inicio como estudiante, se gradúa en el Hampton Institute en matemáticas y física.  Inició su vida laboral como profesora en una escuela para niños negros en Maryland, desempeñándose también como contable y secretaria. En 1951 entró al NACA de Langley, como matemática y “computadora humana”, supervisada en ese momento por Dorothy Vaughan. Su destacado trabajo, llamó la atención de Kazimierz Czarnecki ingeniero de la NACA, quien la animó a que siguiera estudiando para obtener el título de ingeniera. A pesar del gran obstáculo que significaba ingresar en la Hampton High School de la Uniersidad de Virginia, donde sólo admitían estudiantes blancos, Mary logró su objetivo fue admitida y se recibió, siendo nombrada en 1958 en la NASA, ingeniera aeroespacial, convirtiéndose en la primera mujer de color, con tal título. Jakcson, consciente de las dificultades a las que se enfrentaban las mujeres de color, para lograr la igualdad de derechos civiles, dedicó parte de su tiempo a colaborar con instituciones como Programa Federal para Mujeres Gerentes de la Oficina de Programas de Igualdad de Oportunidades.

Mary Jackson, siguió trabajando en la NASA hasta el año de su jubilación en 1985 y murió en 2005 a los 84 años de edad.

A mi personal gusto, el mayor valor de estas mujeres no fue el ir contracorriente en un país racista y machista, el logro y por lo que son y deben ser recordadas y admiradas es porque a pesar de tener todo en contra lograron ser reconocidas cuando Estados Unidos aún no cambiaba.

Referencias:

https://steemit.com/history/@jleiva/resumen-talentos-ocultos

https://www.revistaarcadia.com/cine/articulo/resena-talentos-ocultos-pelicula-nominada-al-oscar/61875

https://ciencia.nasa.gov/el-legado-de-katherine-g-johnson-0

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: