El Discurso del Rey

El Discurso del Rey

La Historia Real de un Rey Tartamudo

«No Somos Una Familia, Somos Una Firma» … Jorge VI

El Discurso del Rey es una película británica de 2010 y estrenada en 2011, dirigida por Tom Hooper con un guión de David Seidler. La historia se centra en el tartamudeo que afectaba a Alberto, Duque de York y en ese entonces, futuro, Rey de Inglaterra.

El film inicia con la terrible experiencia de Alberto (Bertie), segundo hijo del rey Jorge V de Inglaterra, durante el discurso que tiene que dar al clausurar la Exhibición del Imperio Británico en 1925 en Wembley. Después de una serie de especialistas que lo tratan sin éxito, su esposa Isabel lo pone en contacto con un logopeda llamado Lionel Logue.  A pesar de no tener un buen inicio en su relación maestro-alumno, Logue y el duque llegan a tener un importante vínculo de amistad. La tartamudez del futuro rey no desaparece, pero si se atenúa considerablemente, por lo que al ya ser rey, después de la abdicación de su hermano Eduardo VII, da su memorable discurso en el que declara la guerra a Alemania, para dar este discurso exige que lo acompañe Logue.

El autor del guion, David Seidler, padeció tartamudez en su infancia y con el tiempo leyó la biografía del rey Jorge VI por lo que conoció su historia muy similar a la suya, con respecto a dicho trastorno, logrando superarlo en forma casi total, esto lo motivó a escribir sobre la relación del monarca con su fonoaudiólogo Lionel Logue.

Seidler se dedicó a investigar más sobre el tema desde finales de los años 70 y la década de los 80, sin embargo había logrado reunir información muy escasa sobre Logue. Después de muchos intentos logró contactar a su hijo, Valentine, quien estuvo de acuerdo en compartir con Seidler datos sobre su padre, además de darle sus cuadernos de notas, lo único que pedía era que la reina madre, Isabel Bowes-Lyon, diera su autorización. Ella pidió que no se siguiera desarrollando ese trabajo mientras viviera, por lo que en 2005, tres años después de la muerte de la reina madre, Seidler retomó la historia.

El discurso del rey logró un gran éxito comercial (con un presupuesto de 8 millones de libras esterlinas, recaudó cerca de 400 millones de dólares) recibiendo buena crítica. La película obtuvo diversos premios y nominaciones: 7 premios BAFTA, otorgados por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión (Mejor Película, Mejor Actor: Colin Firth, Mejor Actor de Reparto: Geoffrey Rush y Mejor Actriz de Reparto: Helena Bonham Carter, obtuvo también 4 premios Oscar, Mejor Actor (Colin Firth), Mejor Director (Tom Hooper) y Mejor Guión Original (David Seidler).

Película «El Discurso del Rey»

1924, Wembley, el Rey Jorge V y su hijo, el príncipe Eduardo de Gales, dieron un discurso que se transmitía por primera vez en radio, para el Duque de York, su otro hijo, no fue tan agradable ya que desde los 7 años presentó tartamudez, ésto le ocasionaba timidez y miedo a hablar en público y por otro lado, hasta ese momento, la gente no sabía de su trastorno. El Duque tuvo que enfrentarse a su mayor miedo y su ahora nueva realidad, hablar ante un micrófono. Todo esto contrastaba con la personalidad del Príncipe de Gales, un príncipe playboy y heredero al trono, los comparaban todo el tiempo, uno el patito feo y el príncipe un faisán.

Alberto, Duque de York y su esposa Isabel Bowes-Lyon

Alberto e Isabel con sus hijas Margarita y lizabeth, quien se convirtiera en reina a la muerte de Alberto

El Rey Jorge VI y la familia real.

El Príncipe de Gales y Wallis Simpson, por quien abdicó al trono

El Rey Jorge V tuvo 6 hijos y Alberto fue el segundo, cuando mostró su tartamudez el padre lo apuraba a terminar las frases. Alberto se casa con Isabel Bowes Lyon, quien más tarde se convertiría en la Reina Madre, Isabel era la mujer perfecta, ella lo apoyó durante toda su vida. Sin embargo en 1926 su padre, Jorge V, decide que era el momento de que Bertie saliera a visitar el Imperio en una gira de 6 meses, Bertie no quería defraudar a su padre, por lo que debía vencer su tartamudez.

Después de varios intentos y varios especialistas, éste parecía empeorar, por lo que su esposa Isabel Bowes-Lyon, se dedicó a buscar otro especialista y le fue recomendado un logopeda australiano llamado Lionel Logue, quien había llegado hacía algunos años a instalarse en Inglaterra.

Logue no tenía ninguna titulación médica, su experiencia laboral en australia era más teatral que médica, el desafío de Logue era muy grande, Bertie tenía 23 años tartamudeando. Durante 2 meses Bertie visitó a Logue casi a diario practicando intensivamente. Logue diagnosticó el problema del Duque como una coordinación deficiente entre la laringe y el diafragma y llevó a cabo un tratamiento que se basaba en métodos poco científicos, pero que lo llevaron con el tiempo a recuperar su confianza y a suavizar su problema de tartamudez.

Logue en la realidad, nunca llamó al duque Bertie y su relación no llegó a ser tan cercana como se muestra en la película, pero sí fue muy exigente en la realización de los ejercicios por lo menos una hora al día.  Después de dos años de tratamiento, en 1927 eran ya visibles los resultados del mismo, cuando pronunció con éxito un texto en la apertura del Parlamento de Australia en Camberra.

En 1936, ocurrió lo inesperado, su hermano Eduardo, quien a la muerte de su padre Jorge V había subido al trono como Eduardo VIII, aunque no llegó a coronarse, decidió abdicar, ante la imposibilidad de casarse con su pareja sentimental, la norteamericana dos veces divorciada, Wallis Simpson.

Alberto no había sido preparado para ocupar el trono, lo que le producía un gran temor a él y a su esposa Isabel. El trabajo de Lionel Logue fue tan importante para el futuro Rey quien después del discurso de 1939 en el que declara la guerra a Alemania, adquiere una gran confianza y le ayuda a ganarse el reconocimiento y cariño del pueblo inglés, en los difíciles momentos, primero por el escándalo causado por la abdicación de su hermano, y después debido al inicio de la segunda guerra mundial.

Al finalizar la guerra, el rey distinguió el trabajo de Logue con el nombramiento de Comendador de la Real Orden Victoriana por servicios especiales al rey. En 1937, Logue funda la Sociedad Británica de Logopedas y más tarde crea el Colegio de Logopedas (1944). Actualmente, siguen siendo estudiados sus métodos terapéuticos. Logue, sufre primero la muerte de su esposa en 1945 y después la muerte del rey en 1952, lo que le origina una profunda depresión, falleciendo en 1953, por causas naturales.

A la muerte de Jorge VI, a causa de un cáncer de pulmón a los 56 años de edad, accede al trono su hija mayor Isabel Alejandra María con el título de Isabel II, iniciando así el reinado más largo en la historia de la monarquía británica, cumpliendo en 2020, 68 años como reina.

El trabajo de Lionel Logue fue tan importante que 83 años después, ha sido una gran noticia la publicación de una carta del rey dirigida a su terapeuta, días después de la ceremonia de coronación en 1937. Escrita de puño y letra el rey agradece a Logue todo lo que hizo por él para superar sus temores al hablar en público y en la que manifestaba principalmente: “El éxito se debió a su supervisión experta y paciencia inquebrantable conmigo”. Además, junto con la carta, el rey envía a Logue una pitillera de plata con el escudo real y grabadas las palabras: My dear Logue. Lionel Logue guardó la carta y pitillera hasta el día de su muerte. Tras estos largos años, la carta y la pitillera llegaron a la casa de subastas Woolley & Wallis, donde fueron subastadas en abril de este año 2020.

Momento en el que Colin Firth es premiado con un Oscar por su actuación en «El Discurso del Rey»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: