Arráncame la vida, una historia de no amor

Arráncame la vida, una historia de no amor

Primera Parte, el rosa

Arráncame la vida,
Y si acaso te hiere el dolor,
Ha de ser de no verme
Porque al fin tus ojos,
Me los llevo yo – Agustín Lara

Daniel Giménez Cacho, Andrés Ascencio

Catalina Guzmán (Ana Claudia Talancón) es una joven poblana de 15 años, vive en compañía de sus padres, de clase baja. Un día conoce al General Andrés Ascencio (Daniel Giménez Cacho) quien conoce muy bien todas las mañas de un Don Juan, machista, paternal, adulador, adinerado y que le muestra un mundo para ella desconocido hasta ahora. Después de un viaje para que Catalina conozca el mar, y el sexo, Ascencio llega de improviso a casa de sus padres para casarse, en ese momento, con Catalina ante el desconcierto de sus padres y de ella misma. Desde ese preciso momento ella se da cuenta que se acabó la niñez y con quien se había casado. Catalina, de 15 años, desconoce cómo satisfacer a Ascencio y a ella misma en las lides amatorias por lo que visita a una adivina (Isela Vega) para que le diga «cómo sentir» . Durante sus largos años de matrimonio, Catalina tendrá que soportar a un marido machista, infiel y opresor de sus ideas como esposa y mujer no tradicional en la época, sin embargo, ante la personalidad rebelde y una clara inteligencia, por parte de ella, Catalina se convierte en la mujer ideal para Ascencio, acepta hijos de otros matrimonios, amantes, sabe de las andanzas políticas donde Ascencio es el menos escrupuloso, cumple con sus deberes como esposa, es decir, la ideal para el «puesto». Andrés Ascencio logra la gubernatura de Puebla y tiene 2 hijos con Catalina, además de llevarle 3 más de otras mujeres para que vivan con ellos y ella los crie como suyos propios. Cuando su compadre Fito llega a la presidencia, Ascencio viaja a la Ciudad de México junto con Catalina y familia. Ahí él se hace cada más vez ausente y ella conoce a un joven músico e idealista, Carlos Vives (José María de Tavira) con quien vive un tórrido romance, Vives es amigo de políticos opositores a Fito y al mismo Ascencio por lo que en un viaje a Puebla muere asesinado.

Ana Claudia Talancón y José María de Tavira

El matrimonio de Catalina y Andrés, sufre una grave ruptura ante la muerte de Vives, por lo que Catalina busca nuevamente a la adivina para que le de algo que la ayude, la adivina le da unas plantas pero le menciona que si no la toma en las cantidades correctas puede llevar a la muerte. Catalina se lo empieza a administrar a Andrés poco a poco hasta que él muere.

En la escena final se ve a una Catalina triste por Carlos Vives pero libre de Andrés Ascencio.

La película se estrenó en 2008 y está basada en la novela homónima de Ángeles Mastretta (1985), con un guión de Roberto Sneider y dirigida por él mismo.

El filme ha sido calificado como una fiel adaptación del libro, que no desmerece en nada a la novela de Mastretta y además de su éxito en taquilla, fue considerada para varias nominaciones y premios,

Premio Ariel

En el 2009 ganó 4 Arieles

Guión adaptado: Roberto Sneider y Ángeles Mastretta

Diseño de arte: Salvador Parra, Rafael Mandujano, Miguel Ángel Jiménez y Luisa Guala

Vestuario: Gilda Navarro y Mónica Neumaier

Maquillaje: Regina Reyes y David Gameros

Premios CANACINE

  • Mejor película: Arráncame la vida
  • Mejor actor: Daniel Jiménez Cacho
  • Mejor actriz: Ana Claudia Talancón
  • Mejor director: Roberto Sneider

Alfonso Diez comenta en CódigoDiez.mx que cuando Angeles Mastretta escribió la novela Arráncame la Vida, lo hizo con lo que le contó su abuela sobre Maximino Ávila Camacho, «aunque ahora lo niega».

La historia de Ángeles Mastretta, se basa en detalles de la vida del general Maximino Ávila Camacho, hermano de quien fuera presidente de 1940 a 1946, el general Manuel Ávila Camacho. Catalina, que en realidad fue Bárbara Margarita Richard Romagnoli, no conoció al general ´´Avila Camacho en Puebla si no en Veracruz y tenía 22 años y no 15. Margarita, se casó con Maximino en 1930, cuando ella tenía 22 años y el general 39 y su matrimonio duró hasta 1945, año de la muerte de él. Un matrimonio de quince años de una relación muy difícil con un hombre de la personalidad del general Maximino, además de dos hijos, Gloria y Maximino Eulogio Ávila Richardi.

Maximino Ávila Camacho

Podría decirse que Maximino fue el primer “hermano incómodo”. Maximino, fue el prototipo del político corrupto y prepotente pero atractivo y galante aunque machista y opresor. De 1937 a 1941 llegó a la gubernatura de Puebla mostrándose como un represor y ejerciendo un poder absoluto. A principios de 1940, cuando el sexenio de Lázaro Cárdenas llegaba a su fin, se preparaban los políticos para cuando Cárdenas nombrara a su sucesor. Maximino esperaba ser el elegido, sin embargo, el presidente se decidió por su hermano menor Manuel. Esto generó en Maximino un ataque de furia ya que se consideraba mejor opción que su hermano para ese cargo de quién opinaba que era un hombre débil y manipulable. Al inicio del sexenio de su hermano, manifestó nuevamente animadversión hacia su hermano, cuando éste al formar su gabinete, no lo consideró porque le faltaban aún dos años para terminar su periodo como gobernador de Puebla. Sin embargo, recién concluido este periodo, Maximino se desempeñó (se puso sólo sólo en este puesto de la forma más arbitraria, como era él) como Secretario de Comunicaciones y Obras Públicas a partir de 1941. Cuando llegaba a su fin el sexenio de su hermano decidió contender a la presidencia del país cuando el candidato oficial era el licenciado Miguel Alemán Valdés, Maximino peleó con todas las malas mañas que creyó eran necesarias e incluso amenazó con matarlo. Sin embargo, antes de poder cumplir cualquier tipo de intimidación o ataque, murió el 17 de febrero de 1945, de un infarto en Atlixco, Puebla.

Maximino y Manuel Ávila Camacho

Maximino Ávila Camacho acumuló a lo largo de su vida numerosos enemigos, por lo que en su tiempo se especuló que había sido envenenado por alguno o algunos de ellos. Este dato, Mastretta y Sneider lo plantean en la novela y película respectivamente, aunque en ellas se señalaba a la misma Catalina como responsable. Sin embargo quedaba fuera de duda que hubiera sido Margarita, ya que ella no se encontraba en Puebla con su marido sino que estaba en la Ciudad de México, donde fue notificada de su deceso. Nunca se pudo determinar si esto fue totalmente cierto, por parte de sus enemigos políticos.

En cuanto a su vida personal, el general Maximino, fue un hombre infiel, machista y opresor de sus parejas sentimentales. Mantuvo relaciones con por lo menos 10 mujeres, dos de ellas fueron sus esposas y se sabe de alrededor de 14 hijos reconocidos legalmente por él. De sus últimas conquistas, Conchita Martínez, madre de Emmanuel el cantante.

De acuerdo con la novela, Catalina tuvo, a lo largo de su matrimonio con Andrés, tres amantes: Pablo, amigo de Catalina desde la escuela, Carlos Vives, director de orquesta y Álvaro Quijano actor y director de cine. Sin embargo, en la película, sólo aparecen dos de ellos, Pablo y Carlos. En realidad, no hay pruebas contundentes de que Margarita, haya engañado a Maximino durante su matrimonio. De lo que sí hay constancia es de que ella al quedar viuda se casó con un actor y productor de cine: Jorge Vélez, con quien pasó momentos muy dramáticos al ser objeto de dos atentados de los cuales sobrevivieron, no así Teresa Bonfilgli de Richardi, quien los acompañaba cuando se dirigían al aeropuerto ya que viajarían a Roma para casarse por la iglesia.

Maximino Ávila Camacho, Margarita Richard y sus hijos Gloria y Maximino

A través de las investigaciones de este atentado se pudo dar con el autor intelectual, Luis Manuel Ávila Binder, hijo de Maximino Ávila Camacho y Natalia Binder (su primera esposa). Ávila Binder alegó como principal motivo de este ataque, el que Margarita como viuda del general no había repartido la herencia de su marido, según él, como correspondía, fortuna que según Luis Ávila, ascendía aproximadamente a 25 millones de pesos.

A pesar de esta idea de la gran fortuna de Maximino Ávila Camacho que dejó al morir, Margarita Richardi Romagnoli, murió ya nonagenaria, junto a su hija Gloria en una casa de huéspedes, casi en la miseria.

Referencias:

https://www.letraslibres.com/mexico/cinetv/arrancame-la-vida

https://www.e-consulta.com/opinion/2020-03-04/75-anos-de-la-muerte-de-maximino-avila-camacho

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: