JOHN NASH

JOHN NASH

«Las personas siempre están vendiendo la idea de que las personas con una enfermedad mental están sufriendo. Creo que la locura puede ser una vía de escape. Si las cosas no son tan buenas, quizá quieras imaginar algo mejor».

John Nash

Una Mente Brillante

Quizá la fealdad de tu corbata tenga una explicación matemática. Una Mente brillante.

En 2001 se estrena  Una mente brillante (A beatiful mind), dirigida por Ron Howard. El guión fue elaborado por Akiva Goldsman, basado en la novela con el mismo nombre y escrita por Sylvia Nasar, periodista y escritora, de origen aleman, pero que vive y trabaja en Estados Unidos. Nasar ganó, en 1998, con esta novela, el National Book Critics Circle Award (Premio Nacional del Circulo de Críticos de Libros) y fue finalista del Premio Pulitzer.

La película nos habla del genio matemático John Forbes Nash, quien en 1947 llega a la Universidad de Princeton, con una beca Carnegie en matemáticas para realizar sus estudios de posgrado. Durante su estancia en la universidad, plantea una nueva teoría, con lo que consigue un lugar para trabajar en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Pero Nash empieza a manifestar sintomas de esquizofrenia paranoide, que lo lleva a desarrollar una serie de alucinaciones. A partir de ahí, sufre un descenso en su actividad profesional y personal, Nash se había casado con una de sus alumnas, Alicia Lardé quien lo apoya en la serie de tratamientos a los que es sometido cuando es internado.

Despues de años de tratamiento, Nash trata de rehacer su carrera profesional y también de conciliar la relación con su esposa. Regresa a la Universidad de Pricenton a dar clases y tratando de superar todavía los estragos de su enfermedad.

Con el paso de los años, es acreedor al Premio Nobel de Economía, gracias al gran trabajo que resultó en la Teoría de los Juegos.

El papel protágónico en esta película esta a cargo del actor Russell Crowe, el resto del elenco incluye a Ed Harris, Christopher Plummer y Jennifer Connelly. A pesar de tener algunas críticas, en el sentido de exagerar el grado de las alucinaciones de Nash, el film obtuvo 4 de las 8 nominaciones a los Oscares: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz de Reparto (Jennifer Connelly) y Mejor Guión Adaptado.

Esta película está basada en la vida de John Forbes Nash uno de los matemáticos más brillantes de nuestro siglo. Nash nació en 1928 en Virginia, Estados Unidos. Fue un niño que mostraba grandes capacidades, sin embargo, también manifestaba los clásicos problemas para adaptarse a la escuela: no prestaba atención, era muy inquieto, era poco sociable y curiosamente sacaba malas notas.

A pesar de esto, su desarrollo académico en los siguientes años lo llevó a ingresar antes de tiempo en el Instituto Carnegie de Tecnología de Pittsburg, ahora Universidad Varnegie Mellon. Inicialmente, su interés era la química, pero más tarde se interesó por la que sería su verdadera vocación y lo que lo llevaría a obtener importantes reconocimientos: las matemáticas.

 En 1948, Lo aceptaron para estudios de postgrado en las universidades de Harvard, Princeton, Chicago y Michigan, él consideraba que la mejor era Harvard sin embargo en Princeton le ofrecieron una beca mejor por lo que decidió estudiar allí.

Dos años después se doctoró, a los 21 años, con una tesis sobre Juegos No Cooperativos. La teoría de los Juegos no Cooperativos, publicada en 1950 y conocida como «El equilibrio de Nash«, proporcionó una herramienta matemática conceptualmente simple pero potente para el análisis de una amplia gama de situaciones competitivas, de rivalidades corporativas, y de la toma de decisiones legislativas. El enfoque de Nash es ahora omnipresente en la economía y en todas las ciencias sociales y se aplica de forma rutinaria en otros campos, como la biología evolutiva.

Harold W. Kuhn, profesor emérito de matemáticas en Princeton y un viejo amigo y colega de Nash dijo: «Creo sinceramente que no ha habido muchas grandes ideas en el campo de la economía en el siglo 20 y tal vez, entre las 10 primeras, está su teoría del equilibrio».

Más tarde, empezó a trabajar para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, en el área de investigación estratégica y obtuvo un lugar como maestro en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Ahí en 1957 conoció a una estudiante y alumna Alicia Lardé y fue precisamente al poco tiempo de su matrimonio, cuando empieza a desarrollar una serie de comportamientos extraños, además de manifestar que escuchaba voces, debido a esto fue diagnosticado con esquizofrenia paranoide.

Alicia significó un importante apoyo durante el tratamiento de su enfermedad, y su internamiento en diversos hospitales psiquiátricos, sin embargo en 1963 se divorciaron al rebasar sus límites, aunque volvieron a reunirse en 1970 y 38 años después en 2001 se volvieron a casar. Lo que es paradójico, es que mientras Nash padecía los estragos más fuertes de su padecimiento, su trabajo académico recibía mayor admiración y respeto por parte de la comunidad académica.

John Nash, aún con comportamientos erráticos y extraños decidió que sus pensamientos irracionales y las ideas paranoicas no tomarían el control de su vida, por lo que dejo de tomar fármacos gradualmente, John Nash aprendió a vivir con sus alucinaciones.

En la Universidad de Princeton volvieron a admitirlo en el área de investigación. Llegó a desarrollar sus investigaciones de forma tan brillante que en 1994 recibió el Premio Nobel de Economía por sus contribuciones a La Teoría de Juegos, la cual aparte del área de las matemáticas significa una gran contribución al mundo de la economía, y concretamente la microeconomía.

Haber recibido el Premio Nobel, llevó a Nash a impulsar su actividad académica, dando conferencias, escribiendo artículos y recibiendo grados honorarios de diversas universidades.

En 2015, Nash recibe el Premio Abel en Oslo, Noruega, de manos del Rey Harald V. Este premio es muy importante en el campo de las matemáticas. Desgraciadamente al regreso de este evento, cuando viajaba junto con su esposa en un taxi en Nueva York, el taxi chocó y John Nash de 86 años y su esposa Alicia de 82, murieron en el lugar del accidente.

https://press.princeton.edu/books/paperback/9780691096100/the-essential-john-nash

UNA MENTE BRILLANTE, 2001

“Creo que no habría tenido buenas ideas científicas si hubiera pensado como los demás, de manera formal».

-John Forbes Nash-

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: