La Peor Cantante del Mundo

La Peor Cantante del Mundo

Florence Foster Jenkins

No es nada nuevo, sobre todo en estos tiempos, que una persona con poca calidad artística se convierta en una estrella, lo importante no es este hecho, lo realmente importante es el hecho de que existe un público que está buscando simple y sencillamente que lo entretengan. Esto es lo que podemos encontrar es esta película de 2016, dirigida por Stephen Frears con un guion de Nicholas Martin. Con las actuaciones de Meryl Streep, Hugh Grant, Simon Helberg y Nina Arianda, entre otros.

Florence Foster Jenkins, es una rica heredera que sueña en convertirse en una figura importante de la ópera. Aunque en realidad, esta mujer carecía totalmente de talento vocal, por lo que fue blanco de burlas, a pesar de los esfuerzos de su marido St. Clair Bayfield quien, debido al amor que le tenía, apoya todas sus incursiones en el mundo del canto. Además de su marido, su joven pianista la acompañó en todas sus acciones musicales.

La historia es simple, pero cuando nos damos cuenta de que es real, es cuando logra impactar. La actuación de Meryl Streep es exagerada pero con una actriz de su talla, la exageración no es más que la realidad trasladada a la pantalla grande, el contrapeso lo da un Hugh Grant medido, una actuación que para muchos es la mejor de su carrera, pero no la mejor película en la que a actuado, logran que se quede uno hasta el final de una muy extraña historia.

La cinta tuvo una mediana aceptación, aunque mereció dos nominaciones, una a Meryl Streep como Mejor Actriz y otra al Mejor Vestuario.

Un año antes en 2015, se estrena en Francia la película Marguerite (una adaptación libre de su vida). La dirección y el guion fueron de Xavier Gianoli, y en el papel de Florence (Marguerite) Catherine Frot, ganando aparte de otras categorías del Cesar francés, Mejor Actriz, Mejor Película, Mejor Director y Mejor Guion Original.

En cuanto a Florence Jenkins en la literatura, en 2016 se publica el libro Florence Foster Jenkins: la vida de la peor cantante de ópera del mundo (Florence Foster Jenkins: the life of the world´s worst opera singer”), novela del escritor ingles Darryl W. Bullock.

Florence Foster Jenkins

La historia de Narcissa Florence Foster inició en 1868, año en que nació en Pensilvania. Desde niña sintió el gustó por la música y recibió clases de piano. Sin embargo, cuando quiso dedicarse de lleno a la música, su padre se opuso, por lo que ella decidió abandonar su casa y fugarse con el Dr. Frank Jenkins, con quien se casaría en 1885 cuando ella contaba con 17 años y quien le contagió la sífilis, enfermedad que le negó la oportunidad de tener hijos. En 1902 se divorcia de su marido y se dedica a dar clases de piano para sobrevivir. En 1909 muere su padre y recibe una buena parte de su herencia, por lo que deja las clases y se muda a Nueva York, donde se dedica a ser mecenas de las artes y además toma clases de canto, ya que empieza a ser su principal sueño convertirse en cantante de ópera.

En 1912 a la edad de 44 años ofrece su primer recital, animada por un actor británico mediocre St. Clair Bayfield quien se convierte en mánager y marido de conveniencia. Siendo el escenario de este recital el exclusivo y selecto Club Verdi que había fundado recién llegada a Nueva York. Además de estas presentaciones Florence ofrecía conciertos anuales en el auditorio del Ritz-Carlton. Dichas presentaciones, se volvían momentos de risas y burlas ocasionadas por su escasa voz y sus ridículos vestuarios. A pesar de eso, Florence llegó a grabar 5 discos que enviaba a sus conocidos, con dedicatorias personalizadas.

A los 76 años decide presentarse en el Carnegie Hall y para prepararse contrata a un joven músico llamado Cosme McMoon, quien a pesar de estar consciente de la falta de talento de Florence decide aceptar el reto. Este músico trató de obtener ventaja de estos momentos, cuando al morir Jenkins, pretende reclamar una parte de la herencia alegando que había sido amante de la cantante lo que no fue nunca creíble ya que era evidente su homosexualidad.

A pesar de sus escasas facultades, Florence obtiene buenas críticas y considera como un éxito su presentación. Llegó a manifestar: “la gente puede decir que no sé cantar, pero nadie podrá decir nunca que no canté”. Desgraciadamente, un mes después de su presentación en Carnegie Hall, Florence Foster Jenkins muere de un infarto.

Existe un material de archivo que se encontró recientemente, un film realizado entre 1931 y 1941 en el Ritz Carlton, ésto se encontró incluso después de que se realizó la película de Meryl Streep, donde se puede escuchar y ver a la original Florence Foster Jenkins y donde efectivamente se nota que el pianista ayuda con gestos y risas pero al final del acto la «cantante» se llena de flores en el escenario y el público termina riendo y aplaudiendo su presentación o su tiempo para entretenerlos.

Referencias:

«Aria de la Reina de la Noche», de La flauta mágica, de Mozart

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: