A la Sombra del Ángel/Kathryn S. Blair

A la Sombra del Ángel/Kathryn S. Blair

ANTONIETA RIVAS MERCADO, una de las mujeres más interesantes de la historia de México.

Novela biográfica, publicada por primera vez en 1995, la autora, Kathryn Blair dedicó 20 años a investigar la vida de Antonieta Rivas Mercado.

Kathryn, quien fuera esposa del único hijo de Antonieta Rivas Mercado, Donald Antonio Blair Rivas Mercado, logra una extraordinaria novela donde podemos conocer a la Antonieta escritora, bailarina, activista, mujer apasionada, libre, culta y mecenas de múltiples artistas y políticos.

Kathryn Blair fue una estadounidense nacida en Cuba en 1920, sus padres la trajeron a México a los tres años. Muy joven aún, viajo a los Ángeles a estudiar en la Universidad de California y se graduó como historiadora. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, se dedicó a ser comentarista en una radiodifusora en Hollywood y vivió un tiempo en Cuba.  En 1959 regresa a México y al año siguiente conoce a Donald Antonio Blair Rivas Mercado, de nacionalidad estadounidense quien había participado en la Segunda Guerra Mundial. Platicando se dieron cuenta que sus familias se conocían desde hacía mucho tiempo e incluso, habían sido vecinos, cuando niños, en la calle de Monterrey en la colonia Roma.

Kathryn no escuchó, durante los primeros años de su matrimonio, sobre la madre de Donald, porque la familia evitaba mencionarla o si lo hacían sólo decían que era una pena su muerte, pero sin especificar nunca de qué forma murió. Hasta que una amiga le mencionó que acababa de enterarse que se había casado con el hijo de Antonieta Rivas Mercado, una persona extraordinaria a la que su familia entera admiraba y sentían mucho que se hubiera suicidado.

Este comentario, la llevó a interesarse por la vida de su suegra, por lo que inició un trabajo de investigación que incluyó una serie de entrevistas a la familia y amigos que pudieran hablarle de Antonieta.

El título de esta obra lo toma Blair de un comentario recurrente de Mauricio Magdaleno, quien la conoció muy bien, y consideraba que Antonieta fue una mujer que había crecido “a la sombra” del Ángel, refiriéndose a la figura de su padre, quien fue el artífice del Ángel de la Independencia, y la educación poco usual, de total libertad, que éste la había proporcionado.

La novela inicia con el final de la historia personal de la protagonista, el momento en que Antonieta se quita la vida en Norte Dame en París, con un disparo en el corazón a la edad de 31 años. El resto se refiere a la vida de esta inteligente mujer, sensible y acostumbrada a hacer lo que quería, lo que le llevó a ser criticada por muchas personas, incluyendo a su propia familia, ya que no se comportaba como las mujeres de su época.

María Antonieta Valeria Rivas Castellanos nació el 25 de abril de 1900, fue la segunda hija del matrimonio del famoso arquitecto Antonio Rivas Mercado (considerado el arquitecto emblemático de la época porfiriana) y Matilde Castellanos Haaf. Antonieta tuvo tres hermanos: Alicia la mayor, Mario y Amelia. Para su familia, el arquitecto Rivas Mercado construye una magnifica casa en la Colonia Guerrero, en la calle de Héroes. En 1909 el arquitecto Rivas Mercado viaja a Europa para conseguir los materiales que necesita para la obra que le ha sido encargada para festejar los 100 años del inicio de la Independencia de México. Se lleva con él a sus hijas, Alicia y Antonieta. La estancia dura un año, en el que Antonieta recibe una educación cultural completa y además es inscrita en una reconocida academia de ballet y demuestra tanto talento, que su profesor le pide a su padre la deje en Paris para prepararla como una gran bailarina, pero Rivas Mercado tiene que rechazar la oferta con todo el dolor y decepción por parte de Antonieta.

En 1913 el matrimonio Rivas-Castellanos se separa y Matilde se va de viaje a Europa llevándose con ella a Alicia. La idea era solo un breve tiempo, sin embargo, viven allá el  estallido de la Primera Guerra Mundial, por lo que su estancia dura mucho tiempo más e incluso Alicia se casa en Paris.

El matrimonio de sus padres termina debido a varias infidelidades de su madre, lo que motiva que aumente el resentimiento de Antonieta hacia ella, ya que desde niña su madre hacía marcadas diferencias entre ella y su hermana mayor. Cuando Matilde se va a Europa, Antonieta toma el control de la casa y su desquite es prohibirle a su madre, ver a su padre moribundo.

Antonieta conoce a Donald Blair se enamoran y se casan en 1918. Al año de casados, nace Donald Antonio Blair Rivas Mercado. El joven matrimonio viaja en 1921 a Coahuila, con el fin de instalarse ahí, por el trabajo de Blair, sin embargo, el lugar es tan apartado de cualquier pueblo grande o ciudad que Antonieta decide viajar con su hijo, cuando éste enferma gravemente, a la Ciudad de México. Con una muy débil relación con el padre de su hijo, Antonieta decide aceptar la invitación de su padre, de viajar a Europa, ya que se siente enfermo y quiere cumplir ese último deseo. Antonieta y su hijo viajan con el arquitecto Rivas Mercado, pero Donald Blair no puede hacerlo debido a su trabajo, por lo que se inicia la separación que los llevara al rompimiento definitivo en unos años.

Estando en Europa, Antonieta pide el divorcio a Blair en 1925 y se inicia una batalla legal por la custodia del pequeño Donald Antonio. Al año siguiente, Antonieta y su padre regresan a México y seis meses después muere Antonio Rivas Mercado.

Alicia, la hija mayor, recibe como herencia la casa de Héroes y pide a sus hermanos que desalojen la casa, lo que los lleva a buscar una casa, que encuentran en la calle de Monterrey en la colonia Roma.

Antonieta conoce al maestro de pintura de su hermana Amelia, Manuel Rodriguez Lozano, y llega a enamorarse, aunque nunca es correspondida por la homosexualidad del pintor, que Antonieta se negaba a reconocer.

Antonieta conoce a unos jóvenes escritores Salvador Novo y Xavier Villaurrutia quienes la animan a escribir en la revista que han creado, llamada Ulises. Esta revista dura solo unos cuantos meses y surge entonces la idea de crear el Teatro Ulises, donde además de Antonieta, Novo, Villaurrutia, se agregan personajes como Jorge Cuesta, Gilberto Owen, Clementina Otero e Isabela Corona, el grupo elige el nombre de Los Contemporáneos y deciden adaptar obras de autores extranjeros de la época como André Gide, Max Jacob y James Joyce, entre otros. El grupo, adaptaba, dirigía, actuaba, diseñaba el vestuario e incluso involucraron a Manuel Rodriguez Lozano para que les hiciera los decorados para las representaciones.

Al mismo tiempo, Antonieta se dedicaba a patrocinar a jóvenes valores tanto en la literatura, Andrés Henestrosa, en la música, Carlos Chavez, junto con quien forma un patronato para crear la Orquesta Sinfónica Mexicana, siendo Chavez el director.

Para 1929, el trato con los jóvenes intelectuales y activistas de la época, la lleva a interesarse por la campaña de José Vasconcelos para las elecciones presidenciales en 1929. Apoyándolo también, no sólo con dinero si no con todos los recursos con los que contaba. A partir de ésto se inicia entre ellos una relación sentimental que lleva a Antonieta a ser una apasionada de la política y a sentir el fracaso de la campaña de tal forma, que cuando sale de México hacia los Estados Unidos, ante la persecución de Vasconcelos y todos sus seguidores, sufre una grave crisis de nervios que la lleva al hospital. Viven un tiempo juntos en ese país, hasta que Antonieta tiene que regresar a México en 1930 ya que recibe la sentencia de su proceso legal de divorcio que le prohíbe salir del país con su hijo sin la autorización del padre.

A pesar de esta orden judicial, Antonieta viaja a Francia, exactamente a Burdeos donde inicia un diario. Hace una serie de escritos, entre ensayos, inicios de novelas, etc., y planea muchas cosas que hará en este autoexilio. Para 1931, recibe la noticia de que Vasconcelos llegará a París y acuerdan encontrarse ahí. Antonieta deja encargado en Burdeos a su hijo que tiene 11 años y viaja a París. Durante su encuentro, Antonieta siente una gran depresión y Vasconcelos no es capaz de presentir que algo le está sucediendo, está demasiado enojado y amargado por su fracaso y sólo tiene eso en mente, Vasconcelos sólo habla de lo que hará, de los planes de que tiene pensando sólo en su propio provecho y además le anuncia a Antonieta que mandará traer a Francia a su esposa y a su hijo. Por lo que Antonieta, cada vez mas decepcionada le pregunta si en verdad la necesita, la respuesta de Vasconcelos es que nadie necesita de nadie, sólo de Dios.

Antonieta decide entonces que ya no tiene caso seguir y en un descuido de Vasconcelos toma una pistola que el cargaba en su equipaje y después de acordar con él de verse más tarde, de ese 11 de febrero de 1931, Antonieta se dirige a la catedral de Notre Dame, donde se da un tiro en el pecho y termina con su vida.

Antes había escrito a Arturo J. Pani, cónsul de México en París, su decisión de desligarse “de una envoltura mortal que ya no encierra un alma”, y le pide recoger a su hijo en Burdeos y enviarlo con su padre.

El cuerpo es sepultado en el Cementerio Thiais en París, sin embargo, ante la falta de reclamo por parte de la familia o del gobierno mexicano, los restos de Antonieta Rivas Mercado son enviados a la fosa común.

En 1982 se realizó una película con el nombre de Antonieta, una coproducción mexico-francesa-española. Andres Henestrosa escribe el texto Maria Antonieta Rivas Mercado como guion para la película y fue adaptada por Jean-Claude Carriere. El film fue dirigido y producido por el español Carlos Saura. La actriz que interpreta a Antonieta es la francesa Isabelle Adjani, el resto del elenco es mexicano. Sin embargo Henestrosa manifestó que su texto fue casi totalmente cambiado, por lo que no se vio reflejado en el proyecto final.

En teatro, Guillermo Schmidhuber, dramaturgo, escribe el monólogo «Antonieta, fantasma de Notre-Dame», estrenado en Guadalajara en 2020, la obra presupone que una suicida queda atada al lugar de su muerte: Notre-Dame, Paris.

Para las celebraciones del centenario de la Revolución Mexicana, y el bicentenario de la Independencia, en noviembre de 2010 se estrena la ópera «Antonieta» música escrita por el compositor mexicano Federico Ibarra Groth, y libreto de Verónica Musalem, en el Teatro Flores Canelo del Centro Nacional de las Artes,  bajo la batuta de Enrique Barrios. La obra evoca la muerte y los episodios más relevantes de la vida de Antonieta.

La casa construida por Antonio Rivas Mercado (1897), sufrió a lo largo de muchos años un grave deterioro, sin embargo, fue restaurada (restauración que también llevó muchos años, porque dependía de los recursos que se iban teniendo en el proceso) y abrió sus puertas en 2017 para que fuera visitada por el público en general, la casa está ubicada en la calle Héroes #45, Colonia Guerrero.

Finalmente, el único hijo de Antonieta, Donald Antonio Blair Rivas Mercado muere en 2011 a los 92 años y su esposa Kathryn S. Blair en 2019 a los 99 años. La autora de la extraordinaria biografía novelada que aquí mencionamos, A La Sombra del Ángel, llevó primero a su esposo y después al resto de los lectores, a conocer y reconocer la figura tan relevante que fue para su época Antonieta Rivas Mercado.

Referencias:

https://www.jornada.com.mx/2010/02/20/cultura/a02n1cul

Blair, Kathryn S. A la sombre del ángel. México : Santillana, 2009.

Rivas Mercado, Antonieta. El Diario de Burdeos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: