Gran Hotel o El Hotel de los Secretos

Gran Hotel o El Hotel de los Secretos

LA HISTORIA DEL HOSPITAL PSIQUIÁTRICO LA CASTAÑEDA

“No tienes que visitar un manicomio para encontrar mentes desordenadas, nuestro planeta es la institución de salud mental del Universo.” – Johann Wolfang von Goethe


GRAN HOTEL, Los acontecimientos transcurren en 1905, Julio Olmedo, un joven de origen humilde, llega hasta el idílico Gran Hotel, situado a las afueras de un pueblo llamado Cantaloa, para visitar a su hermana Cristina que trabaja en el mismo como encargada de planta. Allí, Julio descubrirá que hace más de un mes que nadie sabe nada de ella (tras ser expulsada del hotel por el supuesto robo a un cliente). Julio decide quedarse como camarero e investigar su desaparición. De este modo irá conociendo al personal y entablará una relación con Alicia Alarcón , una de las hijas de doña Teresa, la propietaria del hotel. Alicia le ayudará en sus investigaciones junto con Andrés , un humilde camarero hijo de la gobernanta del hotel con quien entabla una gran amistad. Entre Julio y Alicia nace algo más que amistad, pero la diferencia de clases les pondrá muchas trabas en su relación. Juntos irán descubriendo mentiras y secretos celosamente guardados entre las paredes del Gran Hotel.

En 2016 Televisa transmite una novela creada a partir de esta historia española de 2011, en México la llaman El Hotel de los Secretos. La historia mexicana se desarrolla en el México de principios del Siglo XX, el escenario donde se graba es en un edificio de arquitectura neo-clásica, inaugurado en 1910 por Porfirio Díaz.

La historia original no tiene nada de misterio ni romance, en realidad la historia de la Castañeda es por mucho una historia de sufrimiento del Siglo XX.

El Hospital Psiquiátrico de la Castañeda fue construido para los festejos del centenario de la Independencia, fue una de las obras emblemáticas de Porfirio Díaz. La Castañeda fue construida con la idea de albergar un hospital y asilo para enfermos mentales, los cuales se encontraban recluidos en casas de asistencia, las cuales, al no tener la capacidad y el personal profesional necesario para ello, los tenían bajo condiciones inadecuadas. Para ello, Porfirio Díaz recurrió a un buen amigo, Ignacio Torres Adalid, quien era dueño de la Hacienda La Castañeda, la cual era un lugar de paseos y fiestas para la clase acomodada. Porfirio Díaz solicitó al señor Ignacio Torres Adalid, quien era conocido como El Rey del Pulque, sus terrenos para la construcción del Hospital.

De estilo francés, La Castañeda se inspiró en el Hospital Psiquiátrico «Charenton», se inauguró el 1 de septiembre de 1910, como parte de los festejos por el centenario de la Independencia Mexicana. El presidente Porfirio Díaz y la alta sociedad mexicana, asistieron a la inauguración. La hacienda contaba con una vasta extensión territorial, por lo que se construyeron hasta veintitrés pabellones, para la población de enfermos.

Una vez en funciones y hasta 1920, la Castañeda concuerda con el movimiento revolucionario, sin embargo y a pesar de esto su servicio era aceptable, con 365 empleados y alrededor de 550 internos, el funcionamiento del hospital fue muy acercado a lo que se esperaba de él.

Para 1920, tiempo de la pos guerra, la Castañeda empieza su declive, los pacientes de La Castañeda recibían un mal cuidado, existía una gran negligencia médica y eran terribles las condiciones sanitarias e incluso solían ser víctimas de tortura, además el edificio estaba diseñado para albergar a mil quinientos pacientes, y tenían en realidad a más de tres mil quinientos.
Inicialmente sólo se recibían pacientes con avanzadas enfermedades mentales, como esquizofrenia, pero gradualmente fueron internando a reos de cárceles, prostitutas, epilépticos, sifilíticos, alcohólicos e incluso a indígenas bajo la excusa de que eran inadaptados sociales. Ante la terrible organización que imperaba en el manicomio, se cometieron crímenes de todo tipo como robos, violaciones y asesinatos.

Poco a poco, la intención inicial de Porfirio Díaz de mostrar la Castañeda como un modelo de modernidad y especialización se convirtió en un modelo de tortura y horror.

Los pacientes eran sometidos a un terrible maltrato. Eran discriminados y despreciados a tal grado que a los pabellones recibían nombres como “El pabellón de los imbéciles” o “El pabellón de los idiotas”. También eran extremos los métodos de tortura a los que eran sometidos: era excesivo el uso de electroshocks, tanto que los pacientes quedaban completamente inconscientes; todo lo que la sociedad considerara que tenía un comportamiento “inapropiado”, era recluido en la Castañeda. La Castañeda es hoy por hoy, un episodio que pretende ser borrado de la historia en México.

Exposición La Castañeda, Imágenes de la locura, 100 años después

Es hasta el año de 1968, que el presidente Gustavo Díaz Ordaz ordena la demolición de La Castañeda

1 “Considerando las características obsoletas de las instalaciones con que contaba el Manicomio General […] el presidente dio instrucciones al secretario de salubridad y asistencia de suprimirlo definitivamente para ser sustituido [sic] por instalaciones modernas ya que consideró como uno de los problemas que ameritaban una rápida resolución, el transformar el sistema asistencial psiquiátrico.» Así, el 25 de marzo de 1965; se anunció oficialmente el proceso conocido como“Operación Castañeda”

Los 3500 pacientes fueron albergados en otros centros de salud de la Ciudad de México y el Estado de México.

La clausura del Manicomio fue tres años después que se decretara la “Operación Castañeda”.

Parte de la construcción fue trasladada piedra por piedra a Amecameca por el ingeniero Arturo Quintana Arrioja quien era un prominente industrial a cargo de la compañía “AQ Industrial”, especializada en carpintería.

En 1986, el Ingeniero Quintana muere y su viuda Mercedes Peñafiel dona la propiedad a los Legionarios de Cristo y a partir de ahí, la propiedad ha tenido diversos usos, de ahí la escenografía para la serie El Hotel de los Secretos.

A finales de los ’90, el profesor e investigador Alberto Carvajal, se sumergió en el Archivo Histórico de la Secretaría de Salud para investigar entre los expedientes y documentos cómo fue el trato a los pacientes, en 2001 se da a la tarea de buscar a los antiguos pacientes de La Castañeda, de esto surge el documental ¿Dónde quedó la locura?, Carvajal logra un interesante documental alimentado de entrevistas a 50 sobrevivientes del hospital psiquiátrico.

Referencias

1Operacion Castaneda Fray Bernardino 3, Betty Videla

El Carruaje de Cristal, Rodríguez González Jaime

¿Dónde Quedó la Locura?, Carvajal González, Alberto Adhemar


Abstract painted design of human heads on the subject of karma, fate and destiny.

3 respuestas a “Gran Hotel o El Hotel de los Secretos”

  1. Es una historia muy interesante, sobre todo para nuevas generaciones para que sepan algo de ese enorme nosocomio y las circunstancias históricas, sociales, discriminación, castigo entre otros tantos

    Le gusta a 1 persona

  2. Es una buena opción para documentarnos sobre temas interesantes, ya que conjugan los acontecimientos históricos con películas o programas de televisión para ejemplificar la información

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: